Acepto cookies de este sitio

Usamos cookies para que nos ayuden a mejorar este sitio web. Para saber más sobre los cookies que usamos, consultar nuestra Política de Cookies. Si usted continúa sin cambiar su configuración de cookies, usted consiente esta utilización pero si así lo desea, usted puede acceder a nuestra Política de Cookies para hallar información sobre como eliminar los cookies cambiando su configuración.

Tackle, ruck y maul

Así como es un juego de evasión que requiere creación y uso del espacio, el Rugby también es un deporte de contacto. De hecho, las situaciones de contacto pueden ser el gran mecanismo mediante el cual los jugadores creen el espacio que necesitan para atacar. Las tres situaciones de contacto más comunes que ocurren en el juego abierto son el tackle, el ruck y el maul.

El tackle

Sólo el portador de la pelota puede ser tackleado por un jugador oponente. Un tackle ocurre cuando el portador de la pelota es agarrado por uno o más oponentes y llevado al suelo, es decir: tiene una o ambas rodillas en el suelo, está sentado en el suelo o encima de otro jugador que está en el suelo. Para mantener la continuidad del juego el portador de la pelota debe liberar la pelota inmediatamente después del tackle, el tackleador debe soltar al portador de la pelota y ambos jugadores deben alejarse de la pelota. Esto permite que otros jugadores se acerquen y disputen la pelota empezando de ese modo otra fase del juego.

El ruck

Un ruck se ha formado si la pelota está en el suelo y uno o más jugadores de cada equipo sobre sus pies se agrupan alrededor de ella. Los jugadores no deben jugar la pelota con las manos en el ruck, y deben utilizar sus pies para desplazar la pelota, o empujar más allá de ella de modo que emerja en el último pie del equipo, momento en el cual puede ser tomada con las manos.

El maul

Se ha formado un maul cuando el portador de la pelota es agarrado por uno o más oponentes y al mismo tiempo uno o más compañeros del portador de la pelota se toman (están asidos) a él (por lo tanto un maul necesita un mínimo de tres jugadores). La pelota no debe estar en el suelo.

El equipo en posesión de la pelota puede tratar de ganar terreno empujando a sus oponentes para que retrocedan hacia su propia línea de goal. La pelota luego puede ser pasada hacia atrás entre los jugadores que forman parte del maul y eventualmente pasada a un jugador que no esté en el maul, o un jugador puede salir del maul llevando la pelota y correr con ella.

© World Rugby 2010 - 2020 | Términos y condiciones | Política de privacidad | Política de Cookies | Confidential Reporting Policy.